lunes, 6 de febrero de 2017

Biba (Xixón)

Los sábados "llibres" hai que los aprovechar para salir un ratín de casa, asina que dionos por mirar la aplicación de tiques y ver si había delles coses por prebar que nun conociéremos y lleguemos al Biba.

Debí pasar un millón de vegaes delantre d'el, y tengo alcordances de qu'esto fuera enantes que chigre una especie de café (nel que tomaría dalgo fai milenta años), pero nun me daba cuenta del chigre. Al casu, que parecionos un sitiu a prebar en plan "parexina" con bona pinta y, nesi sentíu, acertemos.

Sitiu grande, pero afayaízu con una entrada particular, a media altura la puerta con dos salones, un para riba y otru para baxo. Toconos el de baxu, n'una esquinina afayaíza, música sele de fondo y atención prestosa. Sólo faltaba la cena ;-)

El detallín de la casa consistió n'una especie de gazpachu pero de tomate con dos rodaxes de plátanu machu fritu, pa dir garrando tono, ensin más.

D'entamu un par d'ostres del Eo fresquines y bien grandes, mui riques, bien presentaes, bon productu. Hasta equí, too bien. Gran trabayu tan faciendo dende'l Eo consiguiendo-yos sitiu a estes ostres nos chigres.

El siguiente foi 1/2 ensalada de gambes y güeves de trucha (ta bien que tengas la opción en dellos platos de pedir 1/2 raciones porque queríemos llegar al pexe ensin fartanos primero). Esti  falló un poco. Les gambes bien, pero hai que meyorar; Una ensalada "Florette" de los más insípida, que nun arreglaba nin los plizcos de paté de fuá que veníen con ella. Una ensalada que nun taba a l'altura del preciu de la carta. Cuando vienes a estos sitios sabes que vas pagar más pola comida por tolo qu'hai alrodiu, pero esperes que lo primero, al menos, tea al nivel y nun taba.


De segundu pedimos una dorada al sal, perbien el productu, bien la cocina; Equí vimos sufrir, como facía munchu tiempu que nun veíemos, al camareru pa servila, tanto que tuvo que pedir sofitu (nun sé si al 112 internu) a otru collaciu pa poder sacala. El resultau fueron dos platos dignos de mí en casa :-), ye lo qu'hai, dorada esmigayada, anque nada que dicir del bichu.



La carta de vinos tien delles entrades interesantes, magar que ye dalgo comercial y pasada de precios. De compaña un Nisia sobre lías Verdejo que cumplió bien. Dos cafetinos con xelu, un agua, ensin prostres y vino la dolorosa pagada colos santos tiques, porque si tengo que pagalo yo dolería, !94€!. La dorada, que nun yera un bichu enorme, taba fuera de carta y nun sabiémos lo que costaba, pues llevose 56 € de la nota.

El sitiu ta bien, cumple ensin estidencies, pero tien precios de Estrella Michelín y cuando pasa esto hai que pedi-yos, más, munchu más. En resumen mala, mala RCP, pero, oyisti, si tenéis tiques podéis prebalo por vosotros mesmos, si nun los tenéis aconseyo-vos un Estrella Michelín, a esi preciu.




domingo, 18 de diciembre de 2016

Casa Colo (Cecea - Nava)

Tarde de seronda espectacular pa arimase a Cecea a xintar con unos amigos y la reciella de guah.es de toos.

Teníemos acutao dientro, pero col día que taba ofrecieronnos una mesa fuera al solín, debaxu del porche de maera que tienen en patiu. La verdá que con neños ye más prestoso tar al aire llibre, más que nada porque ellos cansen enseguida y mentantu los mayores siguimos xintando puen entretenese pel prau (que ye lo que fixeron)

En total yeremos 10, 6 adultos y 4 guah.es pa danos un homenaxe como Dios manda.  Pa los peques pidieronse croquetes, papos de xata y xelaos de postre (ya vos digo que ser ser, sedría avientu, pero la tarde impresionante), como los tenía al estremu contrariu de la mesa, nun yos-saqué denguna semeya, pero dieron bona cuenta de toos los platos.

Pa la zona adulta (dos rombos) pidimos pa compartir una serie de platinos. Quiciabes los que menos me convencieron fueron les berenxenes enllenes de carne y les setes a la crema de cabrales. Les berenxenes taben bones, pero nun ye que seya un tastu qu'a mi me vaiga munchu, prestoses.

Les setes al cabrales pa mi taben un poco insulses, pero gustaron.


Ta claro que'l fuerte del chigre son otros platos, los de tola vida, el pitu caleya yera una ración curiosa pa compartir, d'un pitu nada secu y de bon color prietu, como debe ser. Perbona carne y platu mui rico.



Los dos esfamiaos del grupo tabene esperando pol filete al quesu, la especialidad del pueblu, tanto equí, como nel ya trancau Casa Josefina. Más finu qu'un cachopu (porque ye un filete) nun dexa de ser la mesma idea, filete rebozau con quesu y xamón dientro. Apunteme a prebalu y la verdad que taba bono.



Hubo dellos postres pola mesa (llechi frita, que llevó aplausos, una crema de almendres que llevó unos pocos menos y un quesín azul que taba abondo bien). Cafetinos, agua, bonos amigos y la compaña de una bona sidra como Zapatero fixeron una tarde prestosísima na que los 10 salimos por unos 120 €, un preciu tamién estupendu.


Un sitiu recomendable pa pegase una bona fartura, que finemos con unos cafetinos en un de los dos bares del pueblu (que merez la pena pasear) que tan onde la ilesia.

viernes, 21 de octubre de 2016

La Traserilla (Palencia - Castiella)


Una visitina a Palencia pa pesllar el branu nun vien mal. Esta vegada por fin pudimos esfrutar, magar del guía, d'una visita a la impresionante Catedral (y eso que nun soi yo munchu de piedres).  Ciudá piquiñina, afayaíza y enllena de vida na cai, ye un sitiu prestosu pa relaxase (o non).

Decidimos repetir en La Traserilla, ente otres coses porque sigue siendo un referente en Palencia y porque na anterior visita eso de "otres formes de llechazu" dexóme raru y había que lo compensar y que bien cenemos :-). Eso sí, tengo que dicir, qu'esi intentu de metenos a cenar nel comedor trancáu que golía a humedá sentome mal, pero que lo compensaron (El restaurante ye una casa vieya remociada con varios pisos y varios comedores). Señores, eso nun se fai.

Al granu, depués de que la camarera, con xestu de sustu y-entrugara'l xefe si podíemos camudar de comedor (si non quedaben sin dos cenes, mui al nuesu pesar). Sentaos n'un comedor de la planta de riba (munchu más afayaízu y ensin olores) y col fenshui necesariu pa centranos en la nuechi y la comida, punximonos a ello.

D'entamu la casa llegaron unos palmitos con güevares que taben perbonos, pa entonar el butiellu.



Como siempre, teniendo'n cuenta que nun comemos muchu, equivoquemos el pasu cola comanda. Vamos, que nun nos dimos cuenta del  tamañu de les raciones hasta que foi tarde. De primeru pa compartir unes alcachofes naturales con setes y xamón que taben d'escñandalu. Bono, ya que somos fanes d'eso de les alcachofes y ya nos ganen con bon productu, pero perbien. Saldsa ligadina, tastos integraos, prestosa asgaya y ración "mínima".


De segundos yo decidí resarcime, llechazu tradicional. Agua sal y fornu, nun pedía más y eso vino. Cola compaña d'una ensaladina. Yo prefiérolo un plizcu más fecho, pero taba cotonudu y yo, a puntu de morrer de la fartura.




 Pel otru lláu de la mesa, unos papos de xata de ración piquiñina, que prebé enantes de desamarrar el cintu, por dicir que lo prebaba. Prestoses, xugoses y bien cocinaes, un platu redondu.



 La carta de vinos ye grande (y tradicional) decidimos un Hesvera crianza 2010 que nun sedrá del gustu de los wine lovers ;-), pero vamos, que cumplió como un campéon y según les mio notes d'preba "taba bono".

Un par de cafés con xelu y 79 € de cuenta pagaos con tiques (otra razón más pa venir perquí), prestosa cean una vegada arreglao lo de la mesa.







jueves, 13 de octubre de 2016

El Campestre (La Esperanza - Tenerife - Canaries)


El Campestre ye un chigre de tola vida decoráu en piedra y maera, que furrula n'un esquema asemeyáu al Tierra Astur: Nun se acuta, dante un númberu (como na carnicería) y sientente onde caigas, eso incluye meses compartides y platos de maera .Chigre nel que si nun vas con un d'ellí nun creo que te dé por parar y eso que'l pueblu de La Esperanza ta na baxada del Teide direición La Laguna.

Como vos dicía, a mí si que me llevaron dos collacios d'elli a xintar, a pesar de tar folgando acuté un día de  de turismu teunolóxicuo o como queráis velo, pero ya que taba en Tenerife había que visitar el Dalix y velu en sábadu, en un "pa tí too" y ensin molestar a los qu'ellí trabayen de normal, foi una pasada, magar que finar con dos collacios nel Campestre y esfrutar d'unes bones puyes Canariones-Chicarreres ensin que te tocare denguna foi más.

Sitiu de carne y bones raciones, yo dexeme llevar na comanda. De primeru y pa comaprtir un platu de chistorra, salchicha y morciella canaria que vino "al fueu", pa que finasen de facese na mesa mesma.



La verdá que productu de perbona calidá. La morciella canaria, pa que nun vos pille con cara fatos como a mí al prebala, ye dulce y lleva pases y almendres picaínes. L'amestu ente morciella y salchiches/chistorra ye, como mínimu, curiosu.

Los segundos ya individuales, pero tamién me dexé llevar. Un sollombu de xata (yo nun ví munches perllí, pero rico taba) poco fechu solo pa amantes carnívoros. Vaya fartura.


Menos mal que nunca tomo postre, porque si lu tomare depués d'esta fartura diba tener que pedir tiempu muertu pa pensar la estratexa. Eso sí, yo que diba finar tranquilamente con un cafetín solo, tampoco pude, el chicarrero nos "impuso" un barraquito completo. Postre non, pero con esti café procura nun medir el nivel de glucosa n'unos díes. El barraquito vien con llechi condensao, llicor 43, llimón, canela y unos granos de café tostau y si quies morrer de llambión (cosa que nun ficimos dengunu) dantelu con 2 sobres d'azúcar...por si acasu.


Tomemos cerveces y cerveces ensin, pero la cuenta nun sé como quedó, ya que'l anfitrión empeñose en convidanos.

Como vos digo, prestosu final pa una prestosa xorná.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Tasca La Cantera (Granadilla de Abona - Tenerife - Canaries)


Magar que'l conceyu de Granadilla de Abona tien munches bones playes, la capital del mesmu, que ta para l'interior, nun ye'l sitiu más turísticu de la zona, eso sí, otra recomendación llocal llevonos a cenar ellí el caberu día d'estancia en Tenerife.

La Cantera, ye un sitiu perafayaízu, qu'a mesta piedra y maera na decoración, amás de tar integrada cola propia montaña. Como véis na primer semeya, el techu y la paré de la zona onde cenemos y onde teníen de decoración eses pipes de vino, ye natural.


La cena foi más bien un pica, pica de coses que mos fueron comentando y poniendo pa los cuatro. La primera fueron unes gambes endolcades n'una pasta brí (había varies por brí), acompañaes de una salsa alio-oli y ensalada. Perbono, de lo meyor de la cena.


El siguiente platu yera sólo pa un y finemos prebando toos un plizcu. Tamién mui rica el pinchu de tortiella de bacalláu, que venía con una vinagreta y una salsina de ali-oli.



Otru puntín pa les parroches, bien frites y cruxentes. Eso sí, los pexes en Canaries tienen menos tastu que los del cantábricu. Rico tamién, mui prestoses.



El caberu platu pa compartir un bacallaú a la parrilla con verdurines que foi lo que más nos gustó. Bien preparáu, prestosu.
A los postres un quesín de cabra perfuerte y perbono y unes trufes caseres de diferentes chocolates ys tastos onde las que más nos prestó foi la de chocolate escuru.




A la bebida, agua, un Rueda a copes (único vino de chateo de la carta) que cumplió bien y un par de chupitines de ron canario con carambelu. Al final paguemos 54 € que tuvo perbien.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Tasca La Lata de Gofio (El Médano - Tenerife - Canaries)



A La Lata de Gofio, como a casi toos los chigres que fuimos, lleguemos por recomendación llocal. Un chigre perafayízu situáu en un paseu a pie de mar y un poco más llevantáu lo que permite tener unes vistes perguapes mentantu cenes.

Comida casero canaria, cenciello y rico. Entamemos, con unes gambes a la salsa del almogrote (un paté gomeru fechu con un quesu de cabra fuerte y mojo que ya prebáremos en La Gomera) que taben perbones y la salsa d'almogrote mui conseguida. Los guah.es tuvieron faciendo "barcos" col pan y la salsa hasta que nun quedaron nin salsa, nin gambes, claro. A esti platu hai que-y dar un sobresaliente.




Un plizcu más floxos, pero más que nada porque nun yeren muncha novedá (pedímoslos porque hai un "choperu" na familia) fueron los chopitos fritos con pataques y güevos plancha. Los chopitos bien, ricos, la compaña nun me pegaba nin con quesu, eso sí, nun aparte patques y güevos tamién sirvieron de cena.



Bono, bono, pero que mui bono taba la carne de cabra guisao con papas arrugadas. Polo visto ye la especialidá de la casa. Tal y como mos dixo'l camareru al día siguiente diba tar munchu meyor, difícil de creyer. Salsa lligadina, tastu potente, carne tienra y bien fecha. Un platu bien prestosu.




1/2 xarra de vino del país blanco y seco (equí en Les Canries dexai claro como queréis el vino blanco, conseyu), una botella grande d'agua y un par de cafetinos con xelu por menos de 44€ (11 per cápita). Sitiu nel que parar si tais pela zona.


martes, 13 de septiembre de 2016

La Molina (Agulo - La Gomera - Canaries)


Nun ye que saliéremos munchu a comer o cenar n'estes vacaciones peles Canaries, pero como siempre, de sliar fuera lo que más nos presta ye dir a chigres típicos de onde temos. Nun lleguemos a xintar n'un guachinche tinerfeñu (sitiu de bodegues onde dante garbanzas, filete y vinu) pero sí en dellos chigres llevaos por recomendaciones de collacios de la zona o, como n'esti casu, por una paisana peramable que vionos perdíos a la gueta d'un chigre onde xintar na Gomera.

La visita a la Gomera ficimosla un domingu (los horarios de los ferries dende Tenerife son más amplios) y qedósenos percorta. Una isla perguapa, pequeña pero de munchos contrastes (montañes, valles, nubes, sol, bosques de llaurisilva...)

Agulo ye'l primer pueblu qu'alcuentres na costa a la baxada de Garajonay (una maravía esta isla) y La Molina ye un chigre que ta a la entrada, magar d'un poco escondíu. Chigre prestosu con ambiente canario (nun había nin un foriatu, sólo nosotros como "peninsulares" y dientro habíalos comiendo mentantu cantaben cancios de la zona y tocaben la guitarra).

Decidimos xintar na terracina porque anque taba ñublao n'esta parte de la isla, facía un chornón de su madre y yera onde meyor se taba ensin dulda. Amás, teniendo'n cuenta que'l chigre ta elevau sobre Agulo, habias unes vistes perguapes mar/monti.


Entamemos con un almogrote gomeru, una especie de paté fechu con quesu de cabra vieyu y mojo picón. Tapina pa prebar de la que nun quedaron nin los restos porque nun sólo nos prestó a los mayores, los neños punxeronse como'l quicu.


Tolo demás tamién vino pa compartir de dos en dos. Les croquetes caseres de pexe (atún de lata y un frescu canariu del que nun m'alcuerdo del nome) foi ente los guah.es. Taben abondo bones y veníen con una salsina de ali-oli.



El coneyu al mojo, tienru, de bon tastu y cola compaña de les típiques papas arrugadas, foi pa'l neñu y pa mí. La verdá que'l coneyu, introducíu dende la península y ensin depredadores naturales, ye un problema nes isles, pero gastronómicamente saquen-y muchu partíu. Taba perbono con una salsina sele de mojo que nun picaba (entruga que facer si vais compartir con guah.es, claro).


Pel otru llau, la neña y la madre prefirieron l'atún fervíu tamién al mojo nun picante :-). Una bona ración d'atún, bien preparáu con papas arrugadas de compaña. Nun ye la mio forma preferida de preparar el bonitu / atún pero taba bono que ye lo importante.



Un agua pequeño, un zumu, dos botellines de Dorada (la cerveza de Tenerife) y una frasca de vino gomero blanco de la casa seco y mui rico (1/2 de litro) nun llegó a los 8,5 €/cabeza. Vamos, que si nos aeropuertos la comida ye caro cuando sales de Canaries parecente astronómicos.

Lo dicho, un chigrín prestosu pa facer un altu nel camín.